Los peluches artesanales de Knitabuddy

Knitabuddy es una marca catalana de peluches artesanales con la que compartimos misión y valores. Su creadora es un auténtico y bonito hallazgo que hemos hecho en el mundo de las redes; es por ello que queremos utilizar nuestro espacio para presentártela.

Al igual que Ösbru, la persona que se hay detrás de todas las decisiones tanto de diseño como logísticas es una mujer: Núria. Profesora de vocación, quería poner en práctica parte de los conocimientos adquiridos en sus años de trabajo, y por qué no, también salir de su zona de confort y divertirse.

Todos los animales de peluche de la colección de Knitabuddy están pensados para que el juego se desarrolle sin artificios y deje paso a la poderosa imaginación de la infancia.

Están diseñados con la firme intención de alejarse de los estereotipos de género, que tanto condicionan el juego de niñas y niños. La selección de colores neutros, detalles y caracteres no marcados, les confieren personalidad pero son suficientemente indefinidos como para que cada cual pueda completar la imagen según el escenario de juego.

Como sabes, para nosotras es esencial minimizar nuestro impacto negativo sobre la Tierra que heredarán quienes ahora disfrutan de nuestro material educativo. De la misma manera, Knitabuddy toma sus decisiones estratégicas basadas en conservar el medioambiente y poder proporcionar un material de juego que no solo sea bello sino que además sea ético.

Todos los animales de peluche que ha diseñado Núria empiezan su viaje en el Perú. Es allí donde se cultiva el mejor algodón del mundo, el algodón Pima. Fibras especialmente largas que confieren un tacto y brillo únicos, además de resistencia sin igual al uso y los lavados. El algodón orgánico Pima es hipoalergénico y una opción respetuosa con la Tierra, ya que se cultiva de forma tradicional y sin utilizar productos que empobrezcan el suelo y dañen el ecosistema.

Además, cada peluche de Knitabuddy se confecciona artesanalmente en los talleres de la zona, procurando puestos de trabajo femeninos justamente remunerados y favoreciendo la conservación de un oficio tradicional en desuso.

Queremos destacar las decisiones logísticas que ha tomado Núria para minimizar la huella de carbono de sus productos. La importación desde el otro lado del océano Atlántico se hace por vía marítima en vez de por aire, dilatando ampliamente los plazos de reposición por tal de rebajar al máximo posible el gasto de co2 derivado del transporte. Y una vez llegan hasta su almacén, salen de él debidamente protegidos dentro de bolsitas de algodón pensadas para ser reutilizadas a su vez en cajas de cartón cuyas dimensiones se han pensado para ocupar el menor espacio posible en los camiones de transporte.

Todo: cajas, etiquetas y postales están fabricadas utilizando materiales reciclados e impresas con tintas de soja en una imprenta de Valencia, pensado para que la experiencia de compra de sus productos sea significativa en todos los sentidos.

Esperamos que kitabuddy os guste y que os transmita lo mismo que a nosotras. Núria es una bellísima persona y sus “buddys” son una maravilla. ¡No podríamos pasar por alto la opción de compartirla con vosotras :)

Judit & Maite
Traducir

LOS PRODUCTOS DE ÖSBRU ESTÁN CREADOS CON NUESTRAS MANOS. PODEMOS TARDAR HASTA 10-15 DÍAS LABORABLES EN FABRICARLOS Y ENVIARLOS