Espejo con barra

208,00 IVA incluido

Una barra de equilibrio con espejo para agarrarse, aprender, 2practicar ballet, descubrir… un sin fin de opciones!

MÁS INFORMACIÓN

Disponibilidad: Agotado

Más información

¿Para qué sirve?

A los bebés les encanta verse reflejados en los espejos y observar sus propios movimientos que les incita a levantar la cabeza y seguir moviéndose, de hecho, es una buena herramienta para ayudarles a aprender la noción del “yo”. Es por eso que debe ser irrompible, ya que pueden golpearlo con algún juguete o incluso con sus puños en un intento de comunicarse con el otro bebé.

El espejo tiene que estar a la altura del suelo para que el bebé pueda verse reflejado en posición estirada o sentado y observar de forma global el espacio que lo rodea y sus movimientos.

Ideas para sacarle partido

  • Es un espejo que se adapta a sus diferentes etapas, cuando llega el momento en el que empiezan a levantarse y a ponerse de pie se puede subir para que puedan observar su cuerpo entero reflejado mientras desarrollan su autonomía al caminar a través de la barra. Y cuando ya no necesitan agarrarse se puede extraer su barra y usar el espejo en forma vertical para verse mientras se visten o juegan a disfrazarse de forma autónoma

¿Qué contiene el producto?

  • Un marco de madera con barra de 110x60cm y espejo para uso infantil irrompible. Se entrega totalmente montado listo para colgar.
  • Incluye un acabado protector especial no poroso y suave al tacto fácil de limpiar (con agua y jabón neutro).

Edad recomendada

Recomendado a partir de los 2 meses de edad.

Medidas y materiales

Nuestro espejo mide 110x60cm (medidas exteriores del marco) y está fabricado con madera de abedul laminada, la más resistente y a prueba de golpes, procedente de bosques sostenibles con sello FSC y PEFC.

Traducir

LOS PRODUCTOS DE ÖSBRU ESTÁN CREADOS CON NUESTRAS MANOS. PODEMOS TARDAR HASTA 10-15 DÍAS LABORABLES EN FABRICARLOS Y ENVIARLOS