Propuesta de otoño

Hoy queremos compartir contigo una propuesta muy otoñal. 

Como ya sabes, el otoño es característico por ser la estación de las setas, las calabazas, las hojas que caen de los árboles, las piñas, los tonos marrones, las castañas… elementos muy naturales y que nos acercan a la naturaleza. ¡Algo indispensable para nuestro proyecto! Ya que uno de los objetivos de Ösbru es trabajar con elementos que nos transporten y nos vinculen con esa naturaleza que a veces tanto nos falta en nuestro día a día. 

¿Qué puedes encontrar en la foto de hoy? 

Propuesta de otoño – Ösbru

Encajable seta: en este encajable trabajarás todas las partes que componen una seta. 

Los nombres se desencajan y bajo ellos hay una breve explicación de lo que significa cada parte. Si retiras sus partes, encontrarás cómo es la seta por dentro. 

Para hacer el diseño de este encajable nos hemos inspirado en la “amanita muscaria”. Este material en concreto, te invita a investigar más sobre este tipo de seta; dónde viven, qué características tiene, el por qué no son comestibles o cómo y para qué lo usaban nuestros antepasados. 

Tabla de 20: aprovechamos el contenido de la actividad para aprender matemáticas de una manera que está tan integrada a la propuesta, que el aprendizaje es totalmente inconsciente. Contamos las setas, las piñas, las hojas ¡o todo lo que se pueda ver y tocar! Se pueden colocar los elementos en el hueco de la tabla, añadir tantas bolas como unidades haya, e incluso hacer pequeñas sumas y restas con las pizarras y una tiza. Usando la pinza que la acompaña trabajaríamos también la motricidad fina. 

Bandeja de otoño (calabaza): creamos esta bandeja con la idea de tener un espacio donde colocar distintos materiales relacionados con el otoño. Puedes usarla para contar lo que contenga, o incluso para crear una mesa de estación, donde queda espectacularmente integrada y bonita. 

Soporte de acuarelas pequeño: usamos nuestro soporte para colocar tarros de cristal y tener la pintura controlada. Así evitamos ensuciar la mesa y visualmente está todo más ordenado y, por lo tanto, es más atractivo para las y los niños. Rellenamos con colores otoñales, imprimimos un descargable de setas y… ¡a pintar! 

Manualidad: para cada propuesta, intentamos añadir una manualidad creada por ellos. Eso les hace sentir más importantes y partícipes del proyecto o actividad en la que se esté trabajando. Por lo tanto están más motivados, que es lo que nos interesa a la hora de hacer propuestas pedagógicas y divertidas para ellas/os.  

En esta ocasión, creamos una calabaza con trozos papel de seda pegados con cola blanca sobre una superficie transparente. Rojo, amarillo, naranja y marrón (colores otoñales a tope) y ¡a trabajar la motricidad fina!  

Proyecto imprimible de setas: en este caso hemos contado con un material creado por Aroa (@dosgorrionesblog) y Miriam (@mtrebol). Dos mujeres con muchas ideas y ¡mucho talento! En el proyecto (68 páginas ni más ni menos) puedes encontrar imágenes de distintas setas, sus nombres y características, el ciclo de la vida de los hongos, tarjetas de conteo, un póster y mucho más. 

Letras de fieltro: ideales para reconocer las letras durante el inicio de la lectoescritura. Con ellas hemos creado la palabra “SETA”. Son perfectas para manipular, reconocer y jugar con ellas. 

Pack de letras (5cm de alto): En la foto observaréis la palabra “OTOÑO” en la parte inferior. Con 5 unidades de cada vocal y 3 unidades de cada consonante, el pack de letras nos ofrece la posibilidad de formar palabras e incluso pequeñas frases. Se pueden manipular y tienen una medida perfecta para trabajar con el sonido de las grafías y más adelante su colocación dentro de las palabras.  

Mini setas en color: aprovechando el contenido de la actividad de hoy (el otoño), ¡teníamos que añadirlas sí o sí a la propuesta! Nos sirven para decorar el escenario, pero también para contarlas, reconocer los distintos tipos de setas… 

Elementos naturales: para acabar de decorar la mesa hemos añadido elementos naturales relacionados con el otoño. Todo lo que hemos ido recogiendo durante varios días lo hemos añadido para darle ese toque natural que queremos, y que hace de enlace entre la/el niño y el material que les proponemos. 

Hemos añadido piñas, corteza de árbol, castañas, almendras, piñones, hojas, rodajas de madera… ¡Opciones mil! 

Resumiendo, ¿para qué sirve todo esto?

Memorizar cosas puede ser fácil para las/los niños en edad escolar. Pero lo que realmente nos interesa es que aprendan significativamente. Que a través de actividades más vivenciales, más manipulativas, puedan aprender cosas. Si esas “cosas” fueran contenidos elegidos por ellos/as, ya sería lo ideal! Porque partimos de una motivación intrínseca muy grande. 

Pero en el caso de que les propongamos los temas que nosotros elijamos, siempre ayuda que el ambiente tenga sentido. Que todos los materiales trabajen aspectos distintos pero estén unidos entre sí. Porque el objetivo no es que aprendan el nombre de una seta, si no que paralelamente, trabajen la motricidad fina encajando y desencajando el puzzle, colocando las letras, usando las pinzas, el pincel… Trabajarán también las matemáticas a través del conteo de la tabla de 20, la bandeja de otoño, las mini setas… O incluso destinarán un tiempo a concentrarse y desarrollar sus habilidades artísticas dibujando o pintando una ilustración. Todo, siempre, sin dejar de trabajar la seta o el otoño. 

¿No es más entretenido, divertido y significativo aprender así? 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Logo-Horizontal-ConClaim-Osbru-Color.png
Traducir

LOS PRODUCTOS DE ÖSBRU ESTÁN CREADOS CON NUESTRAS MANOS. PODEMOS TARDAR HASTA 10-15 DÍAS LABORABLES EN FABRICARLOS Y ENVIARLOS